¿Sabes cómo capturamos al jumil?

En este mundo existe una gran variedad de comidas diferentes entre sí, lo que para algunos se vuelven extrañas. Así por ejemplo tenemos que en algunos lugares se consume el gusano del maguey.

Pero en este articulo escribiré sobre mi experiencia vivida recientemente en la captura del Jumil, cabe aclarar que no es la primera vez que los como, pero sí es la primera vez que soy invitado y formo parte del equipo para la captura del jumil.

¿Pero que es Jumil?

El jumil o conocido también en algunas partes como chinche de monte, es un animal (insecto) volador de color negro un poco semejante a la cucaracha con algunas características particulares que la distinguen, habita entre la hojarasca o corteza comúnmente de los encinos, se alimenta de la savia de las plantas, este animal es comestible y pertenece a la familia Euschistus taxcoensis. El sabor picante de este animal, es algo parecido (nunca igual) a lo picoso de la canela.

La Aventura de su captura.

Capturar al jumil no es una tarea fácil, por su naturaleza de volador o se esconde entre las raíces, hojarasca y corteza de los encinos, – me platican mis anfitriones-. Una vez que identifican el sitio en donde probablemente podrían estar, hacemos parada, luego de una larga caminata, solo veo que observan, yo no logro identificar que es lo que ven, pero entre los dos deciden en donde poner lumbre, acarrean la hojarasca, yo nadamas los imito, veo que cortan ramas verdes. Una vez que está un montón encienden la hojarasca con unos cerillos, cuando tiene suficiente flama, le avientan las hojas verdes y es ese efecto el que produce el humo. se apresuran y se encaminan hacia arriba con bolsa de plástico en mano, yo los sigo y comienza realmente la captura, porque el efecto del humo hace que salgan pero se vuelven lentos y no pueden volar.

El primero que atrapan solo que lo meten a su boca y lo sacan una vez que soltó su liquido picoso, lo vuelven a poner en la rama. Entonces ellos me explican que lo que realmente se toma de este animal es precisamente el liquido sabor “canela” picante.

Entonces también aprendo la importancia saberlos comer, cuentan los expertos (mis anfitriones) que una vez que se siente lo picoso en la boca, esta se tiene que cerrar evitando que entre el aire, de lo contrario se puede ahogar la persona que lo está comiendo, y mucho menos se debe tomar agua. solo hay que esperar a que pase lo picoso y después poder abrir la boca.

La forma de comerlos puede variar de un lugar a otro, pero se conoce que era alimento básico de los Tlahuicas, aunque se preparan algunos platillos, en otros casos algunos prefieren asarlos poniéndoles limón, algunos mas le agregan salsa de chile serrano, jitomate, cebolla, o bien servirlos en forma de tacos, en otros casos también se le agregan a los guisos de carne de puerco o de res.

Vivos estos jumiles poseen una sustancia tipo anestésica que adormece la lengua, las encías y el aparato digestivo y en general; por ello sirven para quitar la sensación de hambre. Al asarlos esa sustancia se evapora, y queda únicamente el valor nutritivo de este insecto.

Una de las preocupaciones de mis anfitriones es la excesiva tala de árboles y el uso de agroquimicos en los cultivos, ya que observan que año con año va disminuyendo el la cantidad que encuentran.

Otro dato muy interesante es que en el Cerro del Huixteco que se ubica a menos de 10 kilómetros del Pueblo Mágico y platera de Taxco de Alarcon Guerrero. se le celebra una fiesta dedicada precisamente al jumil, al cual acuden familias completas.

La experiencia de atraparlos y de saborearlos es inolvidable, ojala tengan la oportunidad de vivir esta experiencia.

jneri73@yahoo.com.mx'
Ingeniero, Emprendedor y ex empleado de gobierno. Escribo lo que me pasa, lo que veo y lo que pienso. Actualmente colaboro para una Asociación Civil en México.

Comentarios

Está vacio, ¡deja un comentario!

Deja un comentario

Barra lateral