¿Cómo se hace una gran compra en el mercado local?

Ir al mercado, se escucha y parece cosa fácil, las ocasiones que he tenido la oportunidad de ir, me ha servido como parte de un proceso de aprendizaje por lo que comparto en esta ocasión.

Una de las razones por la que voy al mercado es para apoyar la economía local, los productores y vendedores locales, pero además de que se puede conseguir alimentos mas frescos directamente del productor.

De entrada se debe entender que la lógica del comerciante, lo que le interesa es la venta y la ganancia, y la lógica del comprador – consumidor es el de obtener productos frescos, locales, y de buena calidad y a buen precio, pero muchas veces los comerciantes actúan con ventaja aprovechándose de la ignorancia de los que no conocemos o conocemos poco, como es mi caso.

En esta entrada presento solo algunos casos a efecto de ilustrar lo que personalmente he vivido en mis visitas al mercado.

Caso de la Papaya: Los comerciantes acostumbran poner la papaya envuelto en un papel periódico u otro tipo de papel, la parte visible que muestran es la mejor, sucede que lo toqué y parecía buena la fruta, pero no bien salía del mercado cuando quise acomodar de mejor manera lo que había comprado sentí que una parte de la papaya estaba “aguada”, pero llegando a casa quise preparar un cóctel de frutas me dí cuenta de que la mitad de la fruta no servía. Bueno esto me pasó con la papaya, pero seguramente existen otras frutas que lo presentan de la misma manera, ojala y me equivoque.

Caso del Platano: Existen frutas (sobre todo) que no se observa a simple vista su calidad interior como es el caso del plátano o el melón, pero se puede sentir con el tacto aunque a los vendedores no les agrade mucho y dicen “si no va a comprar no mayugue”

Consejo Numero 1: Revise completamente todo lo que esté envuelto y lo que va a comprar

Caso de los Cacahuates: Existe una gran variedad de alimentos que se tienen que coser, tostar, hervir, azar, u otro proceso previo antes de la venta, para ello es muy importante es tomar la prueba que ofrecen los mismos vendedores “sin compromiso” esto servirá para darnos cuenta de que realmente lo que se va a comprar es lo nos gusta ya sea su sabor, tueste, cocción. Cito el caso del cacahuate que es es una raíz de una planta que se tiene que tostar, pero a mi me vendieron uno que estaba muy pasado de tueste, y todo porque no quise tomar la prueba que me ofrecía el vendedor.

Consejo Numero 2: Tome las pruebas que le ofrecen antes de comprar y compre del sabor que realmente le agrade

Caso de la Carne: Al menos al mercado donde voy existe una nave completa dedicada a la venta de carne  y eso hace difícil la toma de desición sobre donde comprar ya que varía de precios y calidad, así por ejemplo en un puesto el kilo de carne puede estar a ciento veinte pesos, mientras que en otro puesto puede costar diez pesos menos, pero esa diferencia de pesos se refleja en la calidad de la carne, es decir la que aparentemente está mas económica o tiene mucha grasa o es muy difícil de cortar incluso la diferencia en el sabor también se nota, ya que es mas tardado tratando de cortarla que de saborearla.

Consejo Numero 3: No por ahorrar unos pesos sacrifique la calidad

Desde luego que para esto no existe una formula o una receta, se tiene que aprender con el tiempo y la experiencia misma, estos consejos solo son para que tome sus precauciones y acortarle el camino del aprendizaje, para que cuando le toque ir al mercado, ya sepa y no le engañen.

jneri73@yahoo.com.mx'
Ingeniero, Emprendedor y ex empleado de gobierno. Escribo lo que me pasa, lo que veo y lo que pienso. Actualmente colaboro para una Asociación Civil en México.

Comentarios

Esta entrada tiene actualmente Una respuesta

Deja un comentario

Barra lateral