¿Cuáles son los diferentes tipos de amistades que mantenemos a lo largo de la vida?

Cuando hablamos del término “amistad”, debemos empezar describiendo este concepto. La amistad es una relación cercana que se establece entre dos o más personas. Es un sentimiento recíproco de afecto mutuo entre personas que no tienen lazos sanguíneos y por tanto no son familiares. Algunas amistades suelen ser muy profundas llegando a considerarse sus miembros hermanos/as o primos/as aunque no sea desde el punto biológico cierto. Es una relación fuerte, que se establece fomentando los cimientos de confianza, complicidad, comunicación y honradez. Cada uno de los miembros sabe escuchar al otro, entenderlo, proporcionarle consejo, ayudarlo a afrontar todas las situaciones adversas en las que se encuentre y también las buenas. Es una relación basada en el dar y recibir de forma incondicional. La amistad se produce en todas las etapas de la vida, en todos los ambientes y normalmente entre personas que comparten aficiones, actividades, trabajo o algún propósito en la vida. Es externo a la familia pero a la vez te ayuda a cumplimentar ésta.

Teniendo en cuenta todo esto, cabe preguntarnos ¿todas las amistades son iguales?, ¿todas las amistades son de la misma forma? Pues no. Según Liz Spencer y Ray Pahl en su libro Rethinking Friendship: Hidden Solidarities Today, han establecido, basándose en un estudio, los diferentes tipos de amistad centrándose en su grado de funcionalidad. Si pensamos en la funcionalidad de las amistades detenidamente, nos damos cuenta que prácticamente todas las personas que forman parte de nuestro círculo social cumplen alguna función dentro del mismo, ya sea por tener más afinidad, por compartir un interés común o un objetivo. Según Liz Spencer y Ray Pahl los diferentes tipos de amistades según el grado de funcionalidad que cumplen son:

– La amistad de los asociados. Los asociados son personas que comparten solamente una actividad entre ellos, ya sea un hobby como la pintura o la lectura, o un deporte como ir al gimnasio, ir a pilates, etc. Estas personas forjan una amistad en esta actividad por socializar con alguien que comparta el mismo gusto o afición. Una vez terminada la actividad suele finalizar la amistad a no ser que encuentren más puntos comunes u otra afición.

– La amistad denominada contacto útil. Los contactos útiles son aquellas personas a las que se recurre siempre en busca de consejo o de información. Normalmente son personas inteligentes que consideramos importantes y que tienen un conocimiento mayor que el resto sobre esa área que nos interesa. Están relacionadas con el trabajo o con la carrera laboral.

– La amistad basada en favores. Los denominados amigos de favores son personas a las que se recurre de manera funcional, sabes que te van a ayudar a solventar algún problema como por ejemplo que te proporcionen un contacto laboral o el número de un buen dentista, pero no te relacionas con ellos más allá de este plano. En el aspecto emocional no tenéis implicación.

– La amistad para el ocio. Los amigos para el ocio o la diversión, son las personas a las que recurrimos cuando queremos salir de casa, tomar una copa, hacer algo divertido… No existe implicación emocional al igual que con los amigos de favores.

– Los llamados ayudadores. Los ayudadores son personas que se relacionan entre ellas mediante una combinación entre amigos de favores y amigos para el ocio. Por lo tanto, es una amistad de tipo funcional, con ellos te lo pasas bien, te diviertes, te ayudan si lo necesitas en algo práctico, pero nunca se involucra el aspecto emocional.

– Los comforters. Estas personas son similares a los ayudadores, una mezcla de los amigos para la diversión y de favores pero incluyendo apoyo emocional.

– Los confidentes. Son aquellas personas en las que confías información personal y disfrutas de su compañía, pero que debido a problemas como la distancia, no siempre te pueden ofrecer ayuda en primera persona y de forma más cercana.

– Los soulmates. Son los amigos que comparten una mezcla de todas las categorías anteriores. Con los que cuentas en todo momento para cualquier actividad, afición…o acudes a ellos en busca de consejo, consuelo o por compañía. Disfrutas de ellos por el simple hecho de estar a su lado.

Está claro, que estas son las categorías generales averiguadas en esta investigación ya que por otra parte en los últimos tiempos ha aparecido un nuevo tipo de amistad, la amistad para el sexo casual. Es un tipo de amistad que también tiene una relación de tipo funcional con los demás, su finalidad es satisfacer una de las necesidades básicas para el ser humano, la sexualidad. No obstante, este tema seguro que se indagará en futuras investigaciones de nuestros científicos ya que ésta trata del año 2006 no muy cercana a la evolución constante a la que está siendo sometido el mundo actual.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¡Me encanta descubrir el mundo! Por eso, trabajo para medios importantes e internacionales como la revista Muy Interesante, Cosmopolitan magazine, para la web ComoFuncionaQue.com y para este medio, con el fin de ampliar mi propio horizonte y el de los que me rodean :-)

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.