¿Cómo podemos crear una sociedad más justa?

Como seres humanos vivimos en un sistema complejo llamado sociedad tenemos que interactuar constantemente con las personas que la conforman, estos a su vez están divididos y sub-divididos en pequeños grupos gremiales a fines a sus ideales, necesidades y capacidades para entablar una relación afectiva y coercitiva encaminada  a un propósito común. Los Nicaragüenses nos hemos caracterizados por ser una sociedad pluralista, multiétnica  y diversa en pensamientos ideológicos, dentro de los diferentes grupos sociales se ha identificado uno de los mayores problemas que enfrenta nuestra sociedad “EL MACHISMO”,  siendo este el agente principal para que en nuestras comunidades, familias, escuela y cada uno de los ámbitos de relación en que nos desarrollamos hablemos de desigualdad  vista desde el acceso limitado o nulo hacia las misma oportunidades, la desigual  distribución del poder de mando o de toma de decisiones, falta de equidad de género (hombres y mujeres con los mismo derechos) etc. Todas estas prácticas erróneas nos han conducido a que niños, adolescente y jóvenes se han replicadores de un sistema viciado, patriarcalmente impuesto e incorrecto. Nos hemos vueltos cómplices de un sinnúmero de actos que atentan contra la dignidad, integridad y derechos de mujeres, niños, adolescente y jóvenes.

Ante esta cruel realidad me he planteado encontrar algunas pistas, ideas o acciones encaminadas a la desconstrucción del sistema previamente planteado, y el solo analizar y recordar las muchas ocasiones en que  fui víctima, espectador e incluso cómplice de las satanizadas operaciones del machismo me causa una profunda indignación, ahora pues, si bien es cierto no podemos tener respuesta a todo, pero si podemos dar nuestra aporte al alumbramiento de un nuevo estilo de interacción social incluyente, participativa e igualitario fundamentados bajos los ideales de no discriminación, no exclusión y restitución de derechos, ¿pero cómo erradicamos estas prácticas excluyente? Y ¿Qué actitudes, conocimientos y prácticas necesitamos implementar las y los jóvenes para contribuir a relaciones igualitarias en los diferentes entornos en que nos desarrollamos?

Para iniciar creo que debemos reconocer lo desigual que es nuestra sociedad, tener conciencia plena de nuestros actos, y de que hemos sido maestros y reproductores de una cultura injusta en la que se ha estigmatizado y discriminado a los diversos sectores vulnerables dentro de nuestras sociedades, que dicho se ha de paso la categorización es fruto de la apropiación de este sistema; se que nos cuesta mucho aceptar que estamos errando en el convivir con nuestras esposas, hijos, familia y núcleos en que interactuamos, pero es estando claros de ellos (errores) que podemos dar cabida a la concepción de prácticas nuevas que nos brinden actitudes constructivas , encaminadas hacia el bien común.

¿Cómo lo hacemos?

Debemos tener como base fundamental la educación, enseñar desde nuestros hogares y escuelas que tantos hombres y mujeres somos sujetos de derechos los cuales velan por el bienestar, integridad y acceso hacia las misma oportunidades, apropiarnos y compartir esta  información para que esta no se quede relegada a un grupo pequeño y exclusivo, aportar desde el ambiente en que nos desarrollamos a la implementación de acciones incluyentes, en donde las relaciones de poderes se han de manera equitativa e igualitaria, comprometernos en cuestionar, erradicar y sobre todo no ser cómplices en las ocasiones en que seamos victimas o espectadores de expresiones de relaciones desigualitarias, pero en especial tener la firmeza y el valor para revelarse ante este sistema mal fundamentado.

Creo que la decisión es nuestra y estamos invitados a ser partícipe de la creación de una sociedad más justa e igualitaria, luchar por la concretización del ideal de sociedad oportuna para que las generaciones presentes y futuras gocen de un ambiente social libre de desigualdad, tabúes, estigmas y prejuicios, para decir con firmeza que todos somos iguales, somos diferentes y tenemos las misma capacidades y derechos.

Autor.   Alam José Barahona Gonzales.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.