Los gatos: ¿compañeros rebeldes, independientes y cariñosos?

Los animales de compañía ya no son considerados simples y tradicionales mascotas, sino auténticos miembros de la familia. Por fortuna, la cultura del respeto a los seres no racionales ha entrado de lleno en la mente colectiva de la sociedad contemporánea. De aquí que cada vez más personas opten por no consumir carne y rindan tributo a la vida animal evitando vestir calzado o prendas confeccionadas con piel de ternera, por ejemplo.

Entre esos adorables animales se encuentran los gatos, aunque la personalidad única de estos seres no es del agrado de todo mundo, a diferencia de los perros. ¿Cuáles son esas irresistibles características que poseen?

Maullidos con gran personalidad

Un gato suele ser tan impredecible como amable. Por ello es preciso conocerlos un poco más para entenderlos:

Son totalmente independientes: mientras que un perro busca tu compañía en todo momento e incondicionalmente, en el mundo de los mininos ellos ponen las reglas y deciden en qué momento saltarán a tu regazo para consentirte. No esperes que respondan a caricias espontáneas o a mimos innecesarios que sólo los pondrán de mal humor. Los dueños de estos preciados animales tendrán que lidiar con un cierto grado de rechazo en algunos momentos. Pero todo tiene su recompensa, por supuesto.

Elegancia total: no esperes sencillez de parte de uno de ellos. Por el contrario, sólo obsérvalos cuando terminan de comer o cuando están a punto de descansar en su rincón favorito: esa particular forma de acicalarse, de mover la cola e incluso de tapar sus propios desechos con arena (por extraño que suene) es realmente única. Luego de acostumbrarte a su compañía, comprenderás por qué eran objeto de adoración en la cultura Egipcia.

Una mirada particular: generalmente los gatos poseen una mirada penetrante e intimidante. Las tonalidades claras de sus ojos poseen una belleza que ha inspirado poemas y canciones por igual. Pero al mismo tiempo, esa mirada sin palabras también encierra súplica y cariño incondicional. La inteligencia del reino animal, un tema de investigación y debate constante por parte de científicos y estudiosos, implica más que simples sonidos y gestos al azar, ya que cada uno de ellos posee un significado particular.

El maullido con diferentes connotaciones: Un felino emite sonidos distintos para cada ocasión. Una gata es capaz de comunicarse con sus crías por medio de un maullido distintivo y personal, al mismo tiempo que le ‘hablará’ a su dueño de forma suave cuando quiera darle la bienvenida. Los sonidos intensos para exigir su comida son inconfundibles, al igual que los gemidos iracundos y muy sonoros al momento de pelear con otro de su misma especie o sentirse amenazado o en peligro.

Todo lo anterior es fascinante, pero más grato aún es saber que tener un gato en casa beneficia también la salud personal, como a continuación se detalla.

Los gatos ¡son buenos para la salud!

Beneficios en los niños: el investigador Eija Bergroth afirma que el contacto con gatos y perros durante el primer año de vida puede aumentar la resistencia de un niño a contraer enfermedades respiratorias.

Adiós al egoísmo y al ensimismamiento: cuidar de ellos te ayudará a enfocarte en la magnífica experiencia de prodigar cariño, alimento y techo a un ser indefenso. Todo esto evita que pienses a menudo en tus propios problemas, especialmente en esas situaciones que no tienen importancia. Imagina si más personas en el mundo decidieran alimentar una vez al día a un animal de la calle o hacer algo bueno por un niño desprotegido, por citar dos importantes ejemplos.

Una vida sin estrés: el contacto con tu gato nivela inmediatamente tu presión arterial y libera endorfinas. La suavidad de su piel y ese irresistible ronroneo te pondrá en contacto con lo mejor de la naturaleza. Abrazar a tu amigo de cuatro patas reducirá tus niveles de estrés y te hará feliz al instante.

¿Cuál discriminación?: los videos de felinos adoptando animales de otra especie, como aves o hámsters, no son producto de la imaginación de algún cineasta, sino casos reales que bien pueden servir de ejemplo a millones de seres humanos. En casa ellos pueden adaptarse y convivir con perros, niños, mujeres y ancianos. En su mundo no existe la discriminación, al contrario de lo que tristemente sucede en nuestra sociedad del día a día.

Como ventaja adicional, habría que anotar el poco cuidado que los gatos requieren en comparación a sus colegas más populares, los perros. Claro, siempre tendrás que poner atención y darles su alimento a tiempo, vigilar que estén libres de parásitos y llevarlos al veterinario periódicamente. Pero su carácter independiente aflorará en todo momento y no necesitarás de bañarlo o pasearlo con frecuencia.

¿Qué te parece? ¿Te decidirás a adoptar uno de ellos? Si es así, ten presente que te esperan años en la mejor de las compañías y varias lecciones de amor incondicional.

 

 

 


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribir es un viaje apasionante y hermoso. Con suficiente suerte y un trabajo bien realizado podemos tocar el alma de los lectores, divertirlos e informarlos. Me gusta mucho el cine de todos los tiempos, la buena música Rock y Pop y todo lo relacionado con Fitness y Tecnología.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer