¿Qué puedes aprender de tu mascota?

Siempre hemos dedicado buena cantidad de tiempo a relatar y comentar las grandes enseñanzas que recogemos a diario a través de la lectura de buenos libros que nuestros “amigos invisibles”, autores afamados, escriben en los más diversos géneros de la literatura: ficción, realidad, autoayuda, poesía, negocios, entre otros, para nuestro placer y disfrute del poder compartir con ellos sus inquietudes y conocimientos a través de las palabras escritas; por otra parte, también las conversaciones con familiares y amigos nutren en abundancia nuestro intelecto y espíritu, y son una fuente excelente para documentar buena parte de  nuestros discursos diarios en pasillos u oficinas, y hasta en las plazas de la ciudad.

Sin embargo, hay una fuente siempre presente a nuestros ojos, que pasa tácitamente desapercibida, más no sus enseñanzas. Hoy en especial, quiero dedicar unas cortas líneas a un gran amigo, alguien a quien por su comportamiento para conmigo, lo llamo cariñosamente “El loco Cirilo”, y estoy plenamente seguro, de que cada uno de ustedes tienen en su casa, este tipo de “loco” por amigo : ¡El Perro!

He de confesar que a través de este artículo, reafirmando lo que muchos autores acerca de literatura sobre el tema de las mascotas han escrito sobre este hermoso animal, excelsa e inequívocamente denominado “el mejor amigo del hombre”, deseo dar mi agradecimiento a Cirilo, y a través de él, a todas las mascotas que han surcado por nuestros caminos, expresándole de manera escrita, el reconocimiento de las cosas que los caracterizan y son modelo de enseñanzas para seres de otra especie, la humana:

  •  Lealtad.

Es impresionante como este animal, asume de manera incondicional, ese noble  compromiso de vivir para nosotros, o mejor dicho: El uno para el otro, pues cuando ambas partes dueño-mascota, logran compenetrar como pareja de amigos, se forma una sublime unión de convivencia, independiente de las circunstancias de la vida, que solo la muerte puede romper.

Muchos de ustedes, quizás habrán tenido la oportunidad de ver la película “Siempre a tu lado” (2009), protagonizada por el actor estadounidense Richard Gere, un remake de la película japonesa “Hachiko Monogatari” (1987) de Kaneto Shindo, que relata la historia real de Hachiko, un perro de raza Akita, criado por un monje budista en Japón, y que, por cuestiones del destino, termina viviendo en los Estados Unidos, en manos de el profesor Parker Wilson (Richard Gere), formando una estrecha relación de amistad verdadera, hasta el final de las vidas de ambos personajes.

  •  Amor.

Es sorprendente como mi amigo Cirilo me demuestra a cada momento que me ve, no importando las veces que lo haga durante todo el día, ese vivo sentimiento de afecto hacia mi persona, cosa que muy rara vez lo hacemos los humanos para con ellos, y con nuestros seres queridos que nos rodean.

He oído de varios amigos, la siguiente frase de cómo son recibidos en sus casas: “Aquí el único que se alegra cuando llego es el perro”…. ¿Por qué será?…

  • Expresividad de sus emociones

Sin importar quien se encuentre alrededor nuestro, o simplemente las dos partes, este encomiable amigo no pierde la oportunidad de expresar de manera viva y sincera: Con sus ladridos, batiendo su cola, lamiendo nuestros pies, la sorpresa y alegría que les causa nuestra presencia.

En mi adolescencia tuve otro perro, “Cocoliso” le llamaba, que esperaba sentado en la acera de mi casa materna, mi regreso de la universidad; al notar mi presencia como a 60 metros de la casa, iniciaba una veloz carrera hasta alanzarme, para luego iniciar un peregrinar de retroceso, ladrando eufóricamente en las puertas de las demás casas vecinas, hasta llegar de nuevo a la nuestra, alertando a la familia de mi afortunado regreso. Solo mis hijos, en época de su infancia, han logrado imitar este maravilloso sentimiento en mí, y yo en ellos.

  • Hacen caso a sus instintos.

A diferencia de nosotros los seres humanos, que necesitamos muy buenas razones, analizadas al revés y al derecho, para ejecutar la mayoría de nuestras acciones, este singular animalito, nos recuerda con su ejemplo, de que también debemos proceder con naturalidad, sin tanto raciocinio, para hacer aquellas cosas que nos permitan disfrutar de buenos momentos de libertad, relax y esparcimiento, sobre todo para expresar nuestros sentimientos de amor y solidaridad.

  • Se equivocan y siguen intentando.

Cuantas veces nosotros dejamos de hacer algo, hasta sin el menor asomo de intentarlo, por el simple temor de equivocarnos, y en consecuencia, para no hacer el ridículo (?). De este mal no sufre nuestra amada mascota: Infinitas son las veces en las  que podemos observarle los múltiples esfuerzos por alcanzar su cola para morderla… y, ¿se avergüenzan por ello?…

  • Activos 100%

Aprovechemos esa pasión de los perros, que nunca pierden cualquier oportunidad para mantenerse alegres y en movimiento: Salgamos junto con ellos para realizar una larga caminata para liberarnos de estrés, ejercitar nuestros músculos y esqueleto, jugar a la pelota, brincar. Ambos se divertirán a lo grande. Extiende esta invitación a tu grupo familiar y de amigos.

  • Relax

Si eres buen observador, notarás como el perro no desperdicia cualquier oportunidad para darse una sabrosa siesta.

Sí él es capaz de apartar tiempo de sus jugarretas y cuidar el hogar, para su descanso, ¿no crees tú que es hora de bajar el ritmo de la vida acelerada que llevamos y regalarnos algo de tiempo para cuidar de nuestra salud física y mental?

  • Vida grupal.

Por naturaleza, el perro goza viviendo en grupos, siempre que tienen la oportunidad de hacerlo.

No permitas que la vida moderna, con todos sus adelantos (?), te siga llevando a una vida solitaria… recuerda que el contacto físico entre humanos, es el que nos mantiene como tales.

La estima y el reconocimiento de la amistad, del cuidado, que tú demuestras a este bello animal, te es devuelta de manera recíproca a través de sus  zalamerías constantes y sinceras.

El sentimiento más detestable que puede cultivar una persona es el de la ingratitud. Nuestra mascota adolece de él.

  • Atención.

Siempre atento, con su mirada posada sobre nosotros, nuestro amigo canino parece decirnos: “A su orden jefe”.

Esta cualidad de prestar interés a lo que las demás personas desean comunicar, y por supuesto, en recibir la respuesta más oportuna por parte de su interlocutor, es como la  exquisita fragancia que emite el mejor de los perfumes, capaz de abrir los más nobles sentimientos en la persona que lo recibe, creando un lazo de empatía para sucesivas comunicaciones verbales o escritas.

Gracias amigo Cirilo por tus grandes enseñanzas.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ingeniero y Empresario, escritor independiente, autor de los libros: "Actitud Positiva Éxito Seguro", "Como Hacer Para Mantenerse Feliz Por Más Tiempo", "Grandes Secretos De Mi Éxito", "Misión Terranova", todos correspondientes a la serie "Gerencia Del Buen Vivir", ramo de la gerencia, dedicado al estudio y promoción de la Calidad y Estilo de Vida, que Osno Monto se ha propuesto desarrollar, dejando la puerta abierta a la participación de todas la personas amantes del buen vivir.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer