¿Cómo puedo ser bienvenido en cualquier lugar?

Hay personas que dejan huellas imborrables en nuestras vidas. Gente con las cuales deseamos encontrarnos con abundante frecuencia; seres con quienes nos sentimos cómodos, sumergidos plácidamente en un ambiente cálido, lleno de cariño y confianza mutua, sencillamente porque han sabido transmitir en nosotros, ese sentimiento de tranquilidad y seguridad, tan solo por el simple hecho de saber interesarse de manera sincera y desinteresada en nosotros, en nuestro bienestar. Este tipo de actitud fraternal,  es el que debemos copiar en nuestra forma de actuar para con nuestro entorno familiar, amistades y compañeros de actividad, si queremos que nos den una efusiva bienvenida en los sitios que frecuentamos. A toda persona le gusta en demasía, sentirse importante para alguien, tomada en cuenta, apreciada, que sus problemas e inquietudes sean oídas y atendidas.

Las personas a quienes no le interesa su prójimo, que no son capaces de hacer la más mínima acción de humanidad por él, que pueden llegar a ver a sus semejantes tan solo como una pieza o mercancía más para vender o comprar, para devengar beneficios políticos, son los que han conducido a nuestra civilización por guerras inútiles, creación de sectas, clanes y grupos que gozan y viven de la miseria humana. Nunca este tipo de gente será bienvenida en ningún lugar de este planeta.

Una persona sabia, es la que se esmera por conocer y manejar sanamente este interesantísimo aspecto de la naturaleza humana: Entiende que para cualquier persona, ella misma es su primera prioridad; reconoce que su interés por sus  propios asuntos está por delante que el de los demás. Quien sepa seguir sanamente esta tendencia humana, es decir, interesarse por los demás, poniendo en segundo lugar sus propios intereses, harán de esta persona un triunfador en las relaciones humanas.

El saber colocar en segundo lugar nuestros propios intereses, de manera consciente, sincera, pensando siempre de que estamos actuando con madurez, que este gesto nuestro de ceder el paso, es la demostración más evidente de nuestro claro deseo de querer ayudar a los demás. Ahora bien, el maravilloso resultado que se obtiene de asumir esta actitud, aparte de lograr abrir la puerta de la confraternidad, es que, luego de interesarnos por los demás, pasamos a ser una persona interesante para ellos, obteniendo así nuestra cuota de también sentirnos apreciados y estimados por ellos, lo cual es la mejor manera, la más expedita de lograr cerrar el círculo de amor entre humanos y que este siga fluyendo como un manantial de agua cristalina para saciar nuestra sed de paz y armonía.

Es sorprendente, emocionante y divertido, de lo que podemos descubrir en un simple diálogo con alguien. Al mostrar interés en los motivos que causan sus alegrías y preocupaciones diarias, vamos penetrando en su naturaleza humana. Algo extremadamente importante, casi un código de ética, es que cuando te hagas copartícipe de una verdad, una confidencia, jamás pienses que ella te fue confiada para tu propio beneficio de sacar ventaja, para causar daño, malestar y dolor a tu interlocutor. Cuando decidas oír a alguien, sencillamente ubica tu figura como la del mejor amigo de esa persona, y cualquier palabra o comentario que salga de tu boca sea para impulsar una mejora en la situación de ella.

Existen momentos en los que nos encontramos solos, bien sea leyendo un libro, disfrutando de unas copas con amigos, sentado en un banco del parque, haciendo las compras en el supermercado, en la ducha…en cualquier lugar, y como caído del cielo, nos llega un pensamiento, una reflexión que nos hace recordar la situación que está afrontando fulanito, y que puede ayudarle a solventar su crisis…, no pierdas tiempo y busca su teléfono o acércate hasta él y comenta tu idea: Esa preocupación tuya por esa persona vale más que cualquier copa que hayas dejado de tomar por acudir ante su presencia con una potencial ayuda.

Otro secreto para ganarse el aprecio del prójimo, es, no permitiendo que se anide en nuestra mente, el querer ver y tratar a los demás por su clase social u oficio que desempeña. Siempre debemos ver a cada persona como lo que es: Un ser humano. El rol que juegan dentro de la sociedad debe ser visto tan solo como una actividad más y necesaria, en la cual se desempeñan: Gerente, obrero, secretaria, mesero, chef, profesor, mecánico, doctor, taxista, ama de llaves, todos ellos son  merecedores de nuestro aprecio y respeto, ganadores de un cariñoso y efusivo saludos de nuestra parte, en cualquier momento y circunstancia.

Algo tan simple como felicitar a un familiar, clientes, amigos, compañeros de trabajo, en su fecha de cumpleaños, llena de emoción a cualquiera al sentir que alguien lo tiene presente. Hoy la tecnología se ha convertido en nuestra aliada: Es muy fácil recordar estas fechas con tan solo introducirlas en el calendario de nuestro teléfono celular. También funciona de igual manera cuando lo hacemos si alguien se encuentra enfermo, ha logrado un título académico, algún evento trascendental en su vida…

La manera de cómo tratamos a los demás, al responder una pregunta, al contestar el teléfono, deja huella de nuestra personalidad en quien recibe nuestras respuestas. Debemos cuidar el modo en que nos dirigimos con  los demás, el vocabulario, nuestro estado de ánimo, el tono y modulación de la voz, son muy importantes a la hora de querer ganarnos la empatía y el aprecio de otras personas. Las empresas exitosas se caracterizan por otorgar a sus clientes un trato amable, cortés, y sobre todo, dar un sincero y esmerado servicio.

Si una persona actúa contigo siguiendo las pautas anteriores, ¿crees que merece ser bienvenida en tu vida?…


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ingeniero y Empresario, escritor independiente, autor de los libros: "Actitud Positiva Éxito Seguro", "Como Hacer Para Mantenerse Feliz Por Más Tiempo", "Grandes Secretos De Mi Éxito", "Misión Terranova", todos correspondientes a la serie "Gerencia Del Buen Vivir", ramo de la gerencia, dedicado al estudio y promoción de la Calidad y Estilo de Vida, que Osno Monto se ha propuesto desarrollar, dejando la puerta abierta a la participación de todas la personas amantes del buen vivir.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer