¿La Felicidad es una Droga Natural?

Cuando se anda por este maravilloso camino de querer conducir nuestra mente, cuerpo y espíritu, por múltiples senderos en busca del éxito, felicidad y prosperidad, se hace necesario el comprender muchos aspectos internos y externos a nuestro ser, en especial, aquellos que nos motivan a sentirnos bien, sobre todo con nosotros mismos.

Se dice que las generaciones anteriores a la nuestra eran más sanas y alegres: llevaban una vida más sencilla, hacían mayor cantidad de ejercicio físico, y el amor se ubicaba dentro de las primeras prioridades tanto de jóvenes y adultos. La generación actual es más sedentaria, más introvertida, dedicada más al contacto con objetos tecnológicos que con la naturaleza y compartimiento entre humanos. Presentan mayores problemas de salud (obesidad, diabetes, hipertensión, insomnio, depresión, entre otras tantas más) y el amor natural se ha ido desplazando por el virtual.

A nivel mundial, algunas personas, pertenecientes a los más diferentes estratos sociales y de edades, han acudido al uso de drogas lícitas e ilícitas para calmar sus penurias físicas, emocionales, sentimentales y espirituales, con el penoso afán de querer conseguir su perdido estado de satisfacción personal, de querer volver a sentirse vivos, alegres y así poder disfrutar de la vida a  plenitud: ¡camino equivocado.

Nuestro creador, a través de la sabia naturaleza, para hacernos sentir que realmente estamos vivos y de que en definitiva fuimos creados para ser felices, ha dotado a nuestro cuerpo del más maravilloso de los sistemas químicos, capaces de otorgarnos de manera autónoma, satisfacción y placer. Pocas son las personas que saben que su propio organismo está capacitado para segregar de manera natural, una droga de la felicidad denominada Endorfinas.

Las Endorfinas son sustancias químicas formadas por péptidos (pequeñas cadenas de aminoácidos), similares a las hormonas, producidas y secretadas por una glándula ubicada en la base de nuestro cerebro: La Hipófisis.

Ahora bien, estas endorfinas cuando son liberadas hacia el cuerpo, actúan como analgésicos naturales, con un efecto sedante muy parecido al ocasionado por la morfina, y es por esta propiedad de hacernos sentir bien, que se hacen meritorias de la denominación de “Drogas Naturales de la Felicidad”.

Es muy fácil acudir a nuestra propia tienda corporal de medicamentos, para proveernos de la dosis necesaria de endorfinas: tan solo debemos incorporar en nuestra rutina diaria de vida, ciertas actividades capaces de estimular nuestra glándula hipófisis a secretarlas en las cantidades requeridas por nuestro organismo:

  • Ejercitarse Físicamente.

Una rutina de 30 a 45 minutos diarios de ejercicio físico, tiene la magia de ayudarnos a reducir nuestro nivel de estrés, mejorando nuestra salud mental y estado de ánimo, incrementa nuestra resistencia física en general, fortaleciendo nuestro sistema cardiovascular y respiratorio de manera asombrosa.

Dentro de los ejercicios físicos que mejor estimulan a la hipófisis a secretar endorfinas, se encuentran los de resistencia (levantamiento de pesas, gimnasia, calentamiento, pliométricos), ya que al aplicar buena cantidad de estrés durante una corta duración, estimulan el desarrollo sano de músculos y articulaciones, incluyendo los tejidos que los circundan, generando un apreciable incremento de la masa muscular, así como el incremento de la resistencia física. Otros beneficios de este tipo de ejercicios, es su gran poder de ayudar a quemar grasa corporal, y por supuesto, a incrementar la oxigenación del cerebro.

Una buena caminata por escenarios naturales, también es capaz de generar estados de sensación de bienestar, sumados a los beneficios aeróbicos y cardiovasculares necesarios para una buena calidad de vida sana.

  • Ejercicios de concentración y relajación.

La práctica del Yoga, aunque también es considerado como una actividad física que ayuda a mejorar la elongación y postura del cuerpo, es de gran ayuda para combatir estados de depresión, así como episodios de pánico e ira, permitiendo alcanzar a quien lo practica, una mejor estabilidad  mental y emocional, generando estados de paz, calma, y felicidad.

  • Practicar el Amor

Sí, estás en la vía correcta, amigo lector, adicionalmente a lo que muy sensualmente hayas pensado al leer la frase de arriba, también ayuda a nuestro estado de bienestar, y la hipófisis está consciente de esto, que el practicar en su sentido amplio el concepto de amor, como lo es el sentir ese profundo afecto y desear todo lo mejor a nuestros seres queridos y prójimo, y actuar en consecuencia bajo estos principios, nos permite lograr ese maravilloso estado de paz y armonía espiritual, que tanto necesitamos como ser humano.

Es muy fácil darnos cuenta cuando estamos carentes de la presencia de endorfinas en nuestro organismo: sensaciones de tristeza, angustia, desanimo, otras… Antes de acudir a la medicación externa, es bueno recordar las acciones que debemos tomar a fin de activar nuestro propio mecanismo interno para retornar al estado ideal de sentirnos bien. Sin embargo es bueno dejar en claro, que si los síntomas emocionales no ceden con la rutina anterior, quizás por estar relacionados con situaciones más complejas, es bueno acudir a la consejería de un profesional de la medicina, en busca de la raíz y solución definitiva a nuestros males.

Recordar siempre que hacer deportes y el amor aleja a las personas de la tristeza y del consumo de drogas exógena, es decisión de personas sabias e inteligentes.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ingeniero y Empresario, escritor independiente, autor de los libros: "Actitud Positiva Éxito Seguro", "Como Hacer Para Mantenerse Feliz Por Más Tiempo", "Grandes Secretos De Mi Éxito", "Misión Terranova", todos correspondientes a la serie "Gerencia Del Buen Vivir", ramo de la gerencia, dedicado al estudio y promoción de la Calidad y Estilo de Vida, que Osno Monto se ha propuesto desarrollar, dejando la puerta abierta a la participación de todas la personas amantes del buen vivir.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer