¿Quién fue el inmortal Cantinflas?

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, hijo del cartero Pedro Moreno Esquivel y de María de la Soledad Reyes Guizar, nació en la Ciudad de México un 12 de agosto de 1911. Tuvo trece hermanos, de los cuales seis no los conoció, pues no sobrevivieron al parto. Se casó el 27 de octubre de 1934 con la moscovita Valentina Ivanova Zuvareff; no lograron tener hijos naturales, solo Mario Arturo Moreno Ivanova, quien es hijo adoptado.

Ahora bien, qué tal si dejamos que sea el propio Mario Moreno, quien a través de sus muchas entrevistas en vivo concedidas a diversos medios de comunicación, nos comente más en profundidad, y nos haga un recorrido acerca de su mundialmente reconocido personaje de “Cantinflas”.

Según su propias palabras: “Mario Moreno y Cantinflas, nacieron el mismo día y a la misma hora, solo que  Cantinflas, mientras Mario era aún muy chiquitito, se mantuvo escondido, hasta que decidió salir; no sé exactamente en qué momento ni a qué edad le di forma a ese personaje que llevo por dentro. Cantinflas y yo somos uno. Él no puede vivir sin mí, y yo sin Cantinflas no viviría como vivo”

Mario Moreno confiesa, que para él, un humorista no es solo aquel que hace reír, que constantemente está contando chistes, sino que sabe el momento oportuno de cuando y como debe hacerlo: “Así es Cantinflas, y así soy yo”.

Mario Moreno reconoce, y se siente orgulloso de su procedencia humilde, lo que le ha permitido conocer en carne propia las necesidades de su pueblo, al mundo de manera más cercano a la gente necesitada de la que el proviene, y de la que continuará siendo parte de ella. “Cantinflas” recoge toda esa experiencia vivida por mí, por lo que el público cuando lo ve en las películas, siente y vive lo que él hace, lo considera un personaje real, que es producto de una realidad social, cotidiana de su país.

Cantinflas, representa al típico “pelado”, un personaje salido del barrio que protesta contra la injusticia, no puede verla porque no la soporta; él no tiene nada para dar, pero quiere hacer algo por alguien; quiere ayudar cuando en verdad es él quien necesita ayuda. Es un personaje humilde, sincero, ha sufrido, sin embargo aprovecha la mínima oportunidad para disfrutar la vida; él es muy optimista, un ejemplo de esperanza, con altos deseos de superación, y en especial, Cantinflas nos trasmite que la felicidad no está en el dinero, está en otras muchas cosas, y una de ellas es tratar de ser feliz, y él, metiéndose en todo y con todos, busca de manera desinteresada, la forma de hacer que los demás puedan lograrlo.

Mario Moreno, rumbo a la inmortalidad, nos deja un maravilloso legado: La manera de hablar de su personaje Cantinflas, hoy en día, es reconocida por la Real Academia Española, como un verbo intransitivo: “Cantinflear”, el cual se utiliza para describir la acción de cualquier persona que habla sin transmitir ningún mensaje en concreto, utilizando palabras incoherentes,  con la intención de confundir, de marear y tratar de convencer a alguien de que ella es la que tiene la razón en algo.

Mario Moreno (Cantinflas), fue pionero en la construcción del gran cine mexicano, colaborando con sus películas, a catapultarlo a su gran época de oro. También fue creador de la casa del actor en México, obra inspirada por él, para ayudar a los actores jubilados para que tuvieran donde pasar felizmente sus últimos años de vida.

La mayoría de la audiencia espectadora de su trabajo artístico, se encuentra en Hispanoamérica y en España. Sus fluidos diálogos coloquiales en español, cantinfleados,  divertidos, dicharacheros y enredados, difíciles de traducir a otros idiomas sin que pierdan ese sabor populachero, es lo que no le ha permitido una penetración más a fondo en otros mercados de otras lenguas. Algunas de sus películas han sido dobladas a los idiomas inglés y francés, logrando en especial, una buena simpatía con el público de Francia.

“Ahí está el detalle”, es la película que logra catapultar su naciente figura como artista de la comedia dentro de la industria cinematográfica: Con un magistral argumento, confuso y divertido, que deambula  entre la muerte de un gánster y la de un perro, y luego de aclarada la duda durante el juicio en tribunales, se forma una deliciosa jerga con la frase “Ahí está el detalle”, utilizada por el propio Cantinflas, repetida por los abogados: defensor y acusador, y hasta el juez participa en este ocurrente vacilón verbal.

La trascendencia del cine de comedia al estilo de Mario Moreno Cantinflas, que lo inmortaliza dentro de su país y más allá de sus fronteras, es que la mayoría de los argumentos de sus películas no pierden vigencia. Aparte de la crítica social, tienen ese poder de inculcar valores, de sensibilizar al público, educar, mostrar que es posible tener un mundo mejor solo si en verdad actuamos por principios de honestidad, con tesón, donde la solidaridad entre los humanos tenga más peso que el valor del dinero.

Sus películas y personajes, se pasean por un abanico de las más comunes profesiones y oficios: El Señor Doctor (1965): Médico, El Barrendero (1981), El Gendarme Desconocido (1941): Policía, Entrega Inmediata (1963): Cartero, El Bombero Atómico (1950), El Bolero De Raquel (1956): Limpiabotas, El Padrecito (1964): Cura Sacerdote, Su Excelencia (1966): Diplomático,… La lista continúa y es larga, y en verdad vale la pena ver cada una de ellas: Reír, gozar y sensibilizarse está garantizado.

La Vuelta Al Mundo En 80 Días, película lanzada en 1956, basada en la novela de aventuras del escritor francés Julio Verne, le hace acreedor del premio Globo de Oro como mejor actor de comedia.

Charles Chaplin fue un ferviente admirador del trabajo actoral de Mario Moreno, al igual que Cantinflas, también decía que para él, Chaplin era el mejor actor del mundo. Ambos artistas mantuvieron una excelente relación de amistad, e incluso tenían planes de realizar proyectos en conjunto. Gracias a esta amistad y a la calidad de su humorismo, a Mario Moreno se le dio el apodo de “El Charles Chaplin de México”.

Para saciar sus ansías de servir a su pueblo, Cantinflas tuvo en mente, la idea de incursionar en el terreno político, y lanzarse como candidato a la presidencia, diciendo: “Yo quiero hablar a lo macho y lanzar mi candidatura, quien quita y se me dé porque repartiría un campesino para cada ejido, y un quejido para cada campesino”.

Luego de realizar “El Barrendero” (1981), su última película, Mario se dedica de lleno a sus múltiples obras filantrópicas, hasta el día de su muerte a causa de un cáncer de pulmón, la cual hizo que un 20 de Abril de 1993, Ciudad de México se vistiera de luto por tan triste pérdida física, de uno de sus más queridos hijos.

Cantinflas y Mario Moreno, como una sola entidad, tal como lo dijera el propio autor, permanecerán por siempre en nuestras mentes y corazones a través de cada una de sus maravillosas, divertidas y ejemplarizantes películas.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ingeniero y Empresario, escritor independiente, autor de los libros: "Actitud Positiva Éxito Seguro", "Como Hacer Para Mantenerse Feliz Por Más Tiempo", "Grandes Secretos De Mi Éxito", "Misión Terranova", todos correspondientes a la serie "Gerencia Del Buen Vivir", ramo de la gerencia, dedicado al estudio y promoción de la Calidad y Estilo de Vida, que Osno Monto se ha propuesto desarrollar, dejando la puerta abierta a la participación de todas la personas amantes del buen vivir.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer