‘Rebel Heart’ de Madonna: ¿qué hay de nuevo con la reina del pop?

La gran novedad en el mundo de la música internacional es el disco ‘Rebel Heart’ de Madonna, puesto a la venta el pasado 6 de marzo. La famosa estrella intenta a toda costa perpetuar su reinado en un trono que le pertenece desde hace unos 25 años, por lo menos.

¿Qué ofrece de nuevo este disco? ¿Conseguirá Madonna igualar el éxito logrado hace una década con Confessions On a Dance Floor, su último trabajo considerado clásico? Sus recientes declaraciones de temas como drogas, ageísmo, misoginia y discriminación han ocupado los titulares, e incluso su caída (con exitosa recuperación incluida) en los Brit Awards. Pero lo que realmente importa es la música. Aquí tienes una reseña track por track de los 19 temas incluidos en la versión deluxe.

‘Rebel Heart’, canción por canción:

Living For Love: El primer sencillo del álbum es producido por la cantante y Diplo, el DJ que ha hecho bailar a millones de club-adictos en los años recientes. El ritmo es bastante energético y la letra habla de poder personal, un tema recurrente en la discografía de Madonna (¡afortunadamente!). El video con alusiones a la fiesta brava no es más que una metáfora de lo anterior narrada en forma minimalista. A pesar del esfuerzo, Living For Love no ha contado con la aceptación comercial que se esperaba. En Estados Unidos no ha conseguido entrar al Hot 100 de Billboard, y a nivel internacional ha pisado el Top 10 de contados países, entre ellos Israel, Bélgica y Finlandia (8/10).

Devil Pray: El riff de guitarra recuerda inmediatamente al tema Miles Away de Hard Candy [2008]. Musicalmente la canción coquetea con ritmos hindúes, mientras que la letra habla de arrepentimiento, pecado, vicios y un fallido intento de redención. La intención artística es válida, aunque este track carece de comercialidad para ser considerado como single promocional (6/10).

Ghosttown: La última ocasión que Madonna lanzó una balada con el poder suficiente para convertirse en éxito, fue en 1998 (Frozen). Esta vez, Ghosttown será editado como el segundo sencillo y la melodía tranquila pero contagiosa, así como la letra de un romance que sobrevive a todo tipo de dificultades, podrían posicionar a este tema como uno de los grandes hits del 2015. La calidad del video será determinante para lograr este objetivo. Por otra parte este es uno de los mejores trabajos del disco, vocalmente hablando. (9/10)

Unapologetic Bitch: El título puede ser provocativo, pero no se engañen: esta no es alguna canción de Nicki Minaj o Miley Cyrus. Con ritmo de reggae, la intérprete canta sobre una relación fallida y pone de manifiesto que no tiene complejo alguno y no gusta de llorar por nadie. El track es divertido, pero no destaca en especial en este disco. (5/10)

Illuminati: Un desafortunado track, que parece más un descarte del criticado disco Bionic de Christina Aguilera, le brinda publicidad gratis a varios famosos, Lady Gaga, Beyoncé y Jay-Z entre otros. A todas luces Madonna pretende desmitificar a los conspiracionistas que hablan de un nuevo orden mundial, el que crea figuras para dominar a las grandes masas e hipnotizarlos paulatinamente. Sin embargo, la canción cae en terreno repetitivo, musicalmente, y la melodía que pretende ser atractiva, se pierde en medio de efectos electrónicos innecesarios. La canción es más un tributo al autotune que al “ojo que todo lo ve” y no es coincidencia que Kanye West sea uno de los productores (4/10).

Bitch I’m Madonna: La obsesión de Madonna con esta palabra debería ser controlada por ella misma en algún momento. El disco ‘Rebel Heart’ tiene el deshonor de contener la que probablemente sea la peor canción en la carrera de la famosa diva. Un himno al narcisismo, mal escrito, producido pobremente y con una terrible letra, ofrece más de lo mismo que contiene MDNA (su disco anterior): abuso de efectos de computadora, voz procesada electrónicamente y un mensaje absolutamente insulso. Al escucharlo, el nombre de Britney Spears viene a la mente, pero esto no es sinónimo de algo bueno (2/10).

Hold Tight: La estrella parece congraciarse con sus fans luego de las tres canciones anteriores. Si New Order y los Pet Shop Boys tuvieran un hijo, este sería el resultado. Se trata de un tema Tecno Pop perfecto, con un toque noventero que en mucho recuerda la época dorada cuando la música electrónica y el pop comercial se unieron en ideal matrimonio. Este tema merece un gran video y una buena selección de remixes, ya que tiene el sabor justo para convertirse en otro más de las decenas de éxitos, en el ya enorme catálogo de la reina de la música contemporánea. Nuevamente, los temas de esperanza, supervivencia y poder personal son los protagonistas (9/10).

Joan of Arc: La gran gema del álbum y la mejor canción del mismo, es un recordatorio del por qué Madonna ha vendido más de 300 millones de discos y ha roto récords en sus giras mundiales. La diva deja a un lado los recursos y triquiñuelas propios de la música Dance hiperproducida y vuelve a sus orígenes con este tema pop, en el que expone brevemente su corazón y sentimientos. Algunos han olvidado que además de ser una gran estrella, esta magnate es también una brillante compositora de temas emblemáticos de la cultura popular. Joan of Arc tocará las fibras más sensibles de sus millones de seguidores. La melodía y versos nos llevan de vuelta a ese momento cuando Ray of Light fue lanzado, 18 años atrás. Aún así lejos de ser una copia de alguna otra canción, cuenta con una personalidad propia. La mujer que siempre ha mostrado una imagen pública de amazona invencible, se viste de vulnerabilidad y drama durante cuatro minutos. Los amantes de la buena música estamos de plácemes (10/10).

Iconic: Una inexplicable colaboración con el controversial Mike Tyson dio origen a un tema mezcla de Tecno y Hip-Hop con rap a cargo the Chance The Rapper. Es una canción con mucha energía, la que podría ser aprovechada para promocionar la marca de gimnasios de la cantante, Hard Candy Fitness (7/10).

Heartbreakcity: De la pluma de Bergling, Tobias Jimson, Arash Pournouri y Paloma Stoecker nace una canción lenta, pero muy poderosa y disfrutable. El tema de corazones rotos evoca imágenes épicas medievales (¿ideas para un posible video, quizás?) y el coro completa la intención. Es un buen logro artístico, pero no podía faltar la palabra favorita de la irreverente cantante, durante la primera estrofa (8/10).

Body Shop: Un curioso tema, definitivamente el menos comercial del álbum, se aleja completamente de todo lo que la cantante ha hecho antes en su carrera. Es un pequeño riesgo musical con una letra muy peculiar (6/10).

Holy Water: La dominatrix que parecía descansar del escándalo y controversia, revive en uno de los temas con más atractivo radial del álbum. Poder femenino y auto indulgencia son las características de este track que samplea el tema más importante de la carrera de Madonna (Vogue, 1990) y recuerda también a Human Nature de 1994. Sin grandes mensajes de por medio, esta lujuriosa pista invita a divertirse y a celebrar la carnalidad que también está presente en ‘Rebel Heart’ (7/10).

Inside Out: En algo recuerda a Diamonds de Rihanna. Habla de amor incondicional y es muy disfrutable auditivamente. Un oasis desprovisto de elementos exagerados, al igual que el tema siguiente (7/10).

Wash All Over Me: La gran estrella busca descanso y redención. De esta manera se aleja musicalmente de la locura del mundo actual con una obra que sobresale del resto gracias a su impecable producción y vigoroso mensaje. La pregunta parece ser: ¿no te parece innecesario cargar con el peso de todos tus problemas? La respuesta en forma de música y letra es bastante clara (9/10).

Best Night: Un coro repetitivo combinado con un arreglo muy bien logrado, relata una noche de amor sensual y apasionada. Madonna se ha distinguido por sus imágenes sexualmente explícitas y letras directas a lo largo de su carrera, pero pocas veces se ha mostrado auténticamente cálida en cuanto a sexo se refiere. Olvídate de sadomasoquismo, cadenas u ojos vendados, ya que esta canción evoca velas aromáticas y un momento inolvidable al lado de tu pareja en una cabaña a la orilla del mar (8/10).

Veni Vidi Vici: La reina del pop adora citarse a sí misma en varios de sus temas. Lo hizo en Hung Up (con las correspondientes evocaciones a Don’t Cry For Me Argentina y Love Song) y lo vuelve a hacer de nuevo en Veni Vidi Vici, el que incluye un rap de Nas. Por fortuna, acierta musicalmente al recapitular sus momentos más importantes, de Like a Virgin hasta Justify My Love, pasando por el libro Sex y Vogue (7/10).

S.E.X: Mientras el disco se aproxima al final, tenemos una pista bastante olvidable, sin otro mensaje más que (¡vaya sorpresa!) un encendido deseo sexual de la intérprete por el hombre que la obsesiona. La polémica diva no necesita ya de estas imágenes musicales para continuar con su reinado. Sólo bastan temas tan brillantes como Hold Tight, Joan of Arc y Wash All Over Me para lograrlo (5/10).

Messiah: Brillante. No hay una mejor palabra para describir a este poema coescrito con Bergling, Pournuri y Lidehall. El penúltimo track de la edición deluxe grita a los cuatro vientos lo que es ya bastante evidente: este disco superó con creces el trabajo anterior de Madonna (MDNA, 2012) (9/10).

Rebel Heart: El tema que cierra este disco tiene un toque acústico y está muy bien realizado. Podría funcionar muy bien como single y el sonido agradable y nostálgico tal vez sugiera una despedida por parte de la diva. ¿Será esto posible, finalmente, luego de 33 años de carrera artística? Eso aún está por verse (8/10).

Conclusión

El promedio anterior arroja una puntuación de 7.2/10, pero por supuesto, esta es una opinión personal. Otras reseñas como la ofrecida por Billboard, le otorgó 3.5 estrellas, al igual que la revista Rolling Stone, mientras que Chicago Tribune lo ha calificado como “fascinante”.

La última opinión la tendrán los fans/consumidores en general. Algo queda claro aún: Madonna no está lista para retirarse y seguramente montará otro espectacular tour con los temas de ‘Rebel Heart’, un disco mucho menos bailable que sus tres anteriores, pero con momentos bastante memorables.

[youtube url=’https://www.youtube.com/embed/u9h7Teiyvc8′ width=’560′ height=’315′]


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribir es un viaje apasionante y hermoso. Con suficiente suerte y un trabajo bien realizado podemos tocar el alma de los lectores, divertirlos e informarlos. Me gusta mucho el cine de todos los tiempos, la buena música Rock y Pop y todo lo relacionado con Fitness y Tecnología.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer