¿Cómo arreglar el crédito de forma inmediata?

arreglar crédito

Si te encuentras en dificultades con una deuda o tu calificación de crédito es desfavorable, aquí hallarás algunas indicaciones que puedes seguir para arreglar el crédito por ti mismo antes de estar de acuerdo con una de las tantas opciones de “consolidación de deuda” o acudir a la quiebra. Un 35% de la calificación de crédito está constituida por el historial de pagos, un 30% es cuánta deuda posees, un 15% es la prolongación del historial crediticio y el finalmente el 10% es cuánto crédito estás empleando.

1. Para arreglar tu crédito debes revisar los informes crediticios para disponer de mayor exactitud. Ya es lo bastante complicado pagar por tus propias equivocaciones, no es necesario que seas penalizado por otra persona. Es importante asegurarse de que los informes crediticios enseñen tus deudas y el historial de pago con exactitud, porque de lo contrario puedes estar pagándolo con una reducción en tu calificación crediticia.

Establece comunicación con tus acreedores de modo que les puedas explicar de forma amable cualquier equivocación en la que pienses que incurrieron. Intenta tratarlos con amabilidad. Solicítales que revisen nuevamente cualquier factible error y cerciórate de conseguir la corrección escrita si toman la decisión de modificar tu historial crediticio. Disponer por escrito de éste representa tu mejor defensa contra los cambios de parecer, los informes solicitados, una administración reciente más firme, o cualquier otro hecho.

2. Con el propósito de arreglar tu crédito, es necesario que coloques recordatorios de pago en tus facturas. Pagar a tiempo, a la vez llamado historial de pago, constituye parte del 35% de tu calificación crediticia. En este punto, es posible que establezcas recordatorios de pago automáticos en tus facturas para no olvidar pagar o para que una cantidad anteriormente establecida se deduzca de tu cuenta de forma automática. Si pagas o no tus facturas y por lo regular cuánto lo realizas a tiempo, representa una gran distinción en tu calificación crediticia.

3. Evita emplear demasiado las tarjetas de crédito. Esta es otra manera de arreglar tu crédito, entendiendo que debes vivir de acuerdo a tus posibilidades económicas. Aunque la deuda de tu tarjeta de crédito esté controlada, es una excelente alternativa contar con el dinero que posees en efectivo para pagar algunas deudas. Si usas tu crédito para pagar la deuda, no la estás liquidando verdaderamente, sino que la trasladas de sitio. Si procedes de ese modo ¿cómo pretendes arreglar el crédito?

Solicítale a un pariente o amigo que te proporcioné un préstamo. Ofrece pagarle intereses, obviamente crea un contrato de modo que la deuda se convierta en un acuerdo obligatorio para las partes. Emplea una cantidad de este dinero para empezar a pagar tu deuda. Debes tener presente que al cancelar tus tarjetas de crédito no cancelarás la deuda. Es posible cancelar tu tarjeta de crédito, no obstante las deudas te perseguirán, como los impuestos. Evita cancelar la tarjeta de crédito de mayor antigüedad, porque hacerlo permitirá que tu historial crediticio parezca más reducido, lo que influirá en tu calificación de crédito total.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer