¿Qué recetas puedo hacer rápido?

Abandonar la madriguera resulta difícil. Acostarse a cualquier hora sin miedo a represalias, salir cuando uno quiera, traer a amigos -con o sin derecho a roce- a casa sin tener que dar explicaciones a los mayores… Bueno, visto así, es una maravilla.

Todo consiste en arcoíris, caramelos y unicornios hasta que un buen día salimos tarde de clase y llegamos al piso para encontrarnos sin refuerzos -los tupper de mamá- y frente a nuestro enemigo: unas cuantas patatas y unos huevos. Es entonces cuando el mundo se nos viene encima y rápidamente cogemos el móvil y efectuamos una maniobra de emergencia: llamar a mamá y preguntarle “Oye, ¿cómo se hace la tortilla de patatas?”, “¿cuánto aceite le echo?”, “¿las patatas finas o más bien gruesas?”, “¿y el huevo cuándo lo hecho?”, “Rápido que tengo que ir a la facultad por la tarde…”.

Somos conscientes -tal vez porque hemos pasado por ello-, de lo complejo que puede ser prepararse una tortilla de patatas para el estudiante recién llegado. En esa época, llegamos hasta el sándwich y el cola-cao, pero ahí nos quedamos. Además, los horarios del universitario suelen ser tan restrictivos y sus trabajos en grupo tan abundantes que andamos siempre corriendo de aquí para allá. Te traemos por ello 6 recetas para estudiantes universitarios, esto es, recetas rápidas y baratas.

Revuelto de cebolla y bácon

Necesitarás dos huevos, un cuarto de cebolla picada, aceite preferentemente de oliva, una pizca de sal y bácon al gusto. Primero, sofríe la cebolla picada en aceite de oliva caliente. Bate los dos huevos, échales sal y déjalos de lado. Una vez la cebolla esté poniéndose doradita, echa el bácon y remueve, dejando que se fría sin que se llegue a quemar la cebolla. Echa el huevo en la mezcla y remueve hasta que esté hecho (unos 4 minutos). ¡Voilá!

Pasta a la carbonara sin nata

Necesitarás 70 gr de espaguetis, un huevo, bacon (o jamón cocido) en taquitos –un puñado y medio o al gusto–, pimienta negra, aceite preferentemente de oliva y queso parmesano. Primero, en una cazuela hierve agua y pon a cocer la pasta con sal. Mientras cuece, en una sartén mediana calienta tres cucharadas soperas de aceite y una vez caliente, echa el bacon para que sofría y una pizca de sal. Bate el huevo en un recipiente aparte y déjalo ahí.

Una vez cocida la pasta, escúrrela y échala en la sartén, siempre y cuando ya se haya dorado el bacon. Remueve bien. Echa el huevo por encima y remueve. Saca la sartén del fuego y añade pimienta negra, mézclalo bien y sírvelo con el queso parmesano por encima. Disfruta de esta receta para estudiantes universitarios con el ingrediente más solicitado por este colectivo: ¡la pasta!

Arroz con atún

Necesitarás medio vaso pequeño de arroz, un cuarto de cebolla, aceite de oliva, agua, sal, media hoja de laurel y una lata de atún. Empieza echando en una olla pequeña dos cucharadas soperas de aceite. Caliéntala y echa la cebolla picada. Deja que se dore. Baja un poco el fuego y, a continuación, añade el medio vaso de arroz. Remueve para que no se pegue del todo y déjalo que se fría un poco, siempre removiendo. Un minuto después, echa ¾ de agua siguiendo las medidas del vaso de arroz. Remueve y pon el fuego al máximo hasta que empiece a hervir.

Una vez hierva, echa al menos una cucharadita de sal, media hoja de laurel y remueve. Baja el fuego al mínimo y tapa la olla. Remueve de vez en cuando. Sácalo del fuego cuando no quede agua y esté cocido. Echa el atún por encima con algo de su aceite en lata y remueve. ¡Una receta rápida, muy sencilla y sabrosa!

Pollo a la salsa de tomate con patatas fritas

Necesitarás limón, sal, albahaca, cebolla, aceite preferentemente de oliva, tomate frito, pechuga de pollo cortada en taquitos pequeños y patatas. Primeramente, echamos limón y sal a la pechuga y la cortamos en taquitos pequeñitos. Hacemos un sofrito de cebolla y aceite en una sartén mediana y cuando la cebolla esté dorada, echamos medio vaso de tomate frito. Removemos. Aparte, ponemos a freír las patatas fritas, echando la patata cortada, lavada y con sal en una sartén con abundante aceite o en la freidora.

Echamos los cachitos de pollo y albahaca en la sartén con la salsa de tomate. Removemos de nuevo procurando que todos los cachitos se doren. Una vez estén dorados, sacamos la sartén del fuego. Sacamos también las patatas fritas, que debemos colocar en un plato con papel de cocina para quitarles el aceite sobrante. Finalmente, echamos las patatas en la sartén con el pollo a la salsa de tomate, ¡riquísimo!

Arroz a la egipcia

Necesitarás media cebolla, un diente de ajo, aceite de oliva, sal, comino, una hoja de laurel, perejil, medio vaso de lentejas y un vaso de arroz. Primeramente, se calienta el aceite de oliva en una sartén grande y se echa la cebolla picada. Cuando empiece a dorarse, se echa el ajo picado. Una vez dorado todo, se añade 750 cc de agua, la hoja de laurel y el comino, la sal y el perejil al gusto. Una vez el agua hierva, se añaden las lentejas y se deja cocer a fuego medio-fuerte hasta que estén casi hechas, momento en el que añadimos el arroz y lo repartimos bien para que se haga por igual. Lo removemos de vez en cuando y lo dejamos cocer. Cuando ya no haya agua, esta deliciosa receta rápida y sana estará lista para que la disfrutes.

Champiñones y jamón cocido a la soja con patatas fritas

Necesitarás una bandeja de champiñones, patatas, un envase de taquitos de jamón cocido, aceite de oliva, media cebolla picada, sal y salsa de soja. Prepara las patatas fritas en una sartén con abundante aceite o en una freidora. Mientras se preparan, lava y corta los champiñones en cachitos; si vienen enteros, lamínalos en tres. En una sartén u olla, echa dos cucharadas aceite de oliva y deja que caliente. Echa la cebolla picada. Una vez dorada, echa los champiñones y la sal. Remueve bien. Tras tres minutos, echa dos cucharaditas de salsa de soja y los trocitos de jamón. Remueve y deja que los champiñones suelten su agua. Al principio parecerán muchos y demasiada agua, cuando estén pequeños y oscuros y el agua esté en el fondo –siempre conviene dejar algo de caldo-, sácalos del fuego. Mézclalos con las patatas fritas que anteriormente habrán tenido que ponerse en papel de cocina para escurrirles el aceite en exceso. ¡Ahí tienes otra receta rápida más!

Fuente de foto.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Crecí entre ordenadores, casi conectada a cables y a medio camino entre dos países (España y Portugal), lo que ha contribuido a que domine varios idiomas (Español, Portugués, Gallego e Inglés -más allá del famoso nivel medio-). Internet es mi segunda casa (después de la facultad). Amo todo animal mono y defiendo los derechos de todos ellos, sean monos o no. Escribo porque siendo una cría me dio un día por abrir el Word Versión Anticuada y no parar. A día de hoy soy estudiante de último año del grado en Psicología, interesada sobre todo en sus ramas de Básica (lenguaje y aprendizaje) y Social.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer