¿Qué recetas vegetarianas hay para chuparse los dedos?

Muchos hemos dicho en algún momento: “¡ojalá comiese más verduras!”. Incluso parece algo fuera de nuestro control, como si mágicamente y fruto del azar comiéramos o no vegetales y legumbres. O como si a la hora de comer nos transformáramos en una segunda persona alejada de nuestro dominio. Lo cierto es que hay que admitir que es un poco así… ¿quién se resiste a un maravilloso bizcocho? Nosotros no queremos pero nuestro cuerpo se mueve solo hacia él y…

Además, la mayoría de personas querrían comer más verduras o saben que deberían comerlas, pero nunca han encontrado una forma de prepararlas que esté rica en el sentido más pleno de la palabra. El cocer por cocer a muchos no les apasiona. El caso es “ponerse” y encontrar algún maravilloso artículo que te diga 6 recetas vegetarianas para chuparse los dedos. Como este de aquí. Fáciles y ricas, son recetas que te ayudarán a equilibrar tu dieta. Justamente lo que más deberíamos comer son legumbres y verduras y reservar la carne para unas pocas ocasiones. Resulta que ocurre lo contrario. ¡Esperamos que las siguientes recetas vegetarianas te ayuden a equilibrar esta desproporción!

Hummus

El hummus está de moda. Anímate y hazlo casero en vez de comprarlo ya preparado. Necesitarás medio kilogramo de garbanzos (puedes comprarlos ya cocidos o, entonces, debes dejarlos la noche anterior de remojo); el zumo de 1 o 2 limones, dependiendo de cuánto te guste y, si lo prefieres, usa vinagre en vez de limón; aceite de oliva; comino; una cucharadita de sal; perejil fresco; 3 dientes de ajo aplastados e ingredientes al gusto (pimientos del piquillo, remolacha, pimienta negra…).

  1. Si los garbanzos no están ya cocidos, los cocemos con sal durante 1 hora. Los escurrimos y reservamos en una taza el agua de la cocción.
  2. Pasamos los garbanzos por una batidora con el agua de la cocción hasta crear un puré homogéneo. Se recomienda no echar el agua de una sola vez. Para un mejor resultado, bate y ve añadiendo chorros de agua para que la mezcla quede cremosa pero no demasiado aguada. No tienes que acabar con el agua, usa la que te haga falta. Añade comino, el ajo, un chorrito de vinagre, el zumo de limón y la cucharada de sal al puré. Mezcla durante unos 4 minutos hasta que el puré quede con una consistencia suave.
  3. Adorna con perejil y añade aceite de oliva al lado del humus si lo deseas.
  4. Si quieres, utiliza en la mezcla pimientos del piquillo, remolacha, pimienta negra o lo que se te ocurra y te agrade. ¡Inventa!

Hamburguesas de alubias con patatas fritas.

Necesitarás patatas, 1 bote de alubias blancas (al menos 570 gr), 100 gr de pimiento amarillo, rojo o verde, 4 cucharadas de harina, 1 tomate, 1 zanahoria, 1 cebolla pequeña, un puñado de semillas de sésamo (las encuentras en cualquier supermercado), aceitunas negras en rodajitas, una pizca de sal y aceite de oliva.

 

Cuece la zanahoria. Fríe, con 3 cucharadas de aceite de oliva, la cebolla y los pimientos bien picados. En un bol chafa las alubias con un tenedor. Luego, con la batidora, mezcla las alubias chafadas junto con sal, las aceitunas negras, la zanahoria cocida y cortada en trocitos, la cebolla y el pimiento frito y el tomate picado. Tritúralo hasta tener una masa homogénea. Luego, con una cuchara de madera vete mezclado de nuevo la masa a la vez que añades la harina poco a poco. Sálalo un poco más. Debes lograr una masa consistente a la que le darás forma de hamburguesa.

Pon a freír las patatas en aceite bien caliente. Mientras, pon las hamburguesas en una plancha caliente con un chorrito de aceite de oliva. Deja que se doren y vete girándolas hasta que estén bien hechas, aunque ten cuidado, que no se te deshagan.

Sácalas y, finalmente, saca las patatas. ¡Qué aproveche!

Arroz con zanahoria, champiñones y col a la salsa de soja

Como ingredientes para una persona necesitarás: una bandeja de champiñones, col y una zanahoria, medio vaso de arroz, un vaso de agua, aceite de oliva, una cebolla picada, sal y salsa de soja.

En una olla pon 3 cucharadas soperas de aceite de oliva caliente y ¼ de cebolla picada. Cuando la cebolla esté dorada, echa el medio vaso de arroz y remueve. Echa el vaso de agua y una cucharadita de sal. Deja que cueza.

Lava la col y córtala en juliana. Ponla al vapor unos 10 minutos. Luego, pela y corta en juliana la zanahoria y ponla en una sartén con un poco de aceite de oliva a fuego medio. Por otra parte, lava y corta los champiñones en 3 láminas. En una sartén u olla, echa dos cucharadas aceite de oliva y deja que caliente. Agrega ¾ de cebolla picada. Cuando se empiece a dorar, echa los champiñones y la sal. Remueve bien. Una vez se cumplan 10 minutos desde que echaste los champiñones, añade la zanahoria escurrida y la col y 3 o 4 cucharaditas de salsa de soja.

Los champiñones, al principio, parecerán demasiados y soltarán mucha agua; cuando estén pequeños y oscuros y haya un poco de caldo en el fondo, saca la olla con la mezcla del fuego. Con respecto al arroz, procura que haya quedado suelto y sin agua. Si no se ha cocido puedes echar un poco más de agua. Cuando esté en su punto, échalo en la olla con los champiñones, la zanahoria y la col. ¡Delicioso!

Calabacín al curry

No podía faltar una de curry. Necesitarás 3 calabacines cortados en láminas muy finas, 1 cebolla, un pimiento rojo asado y sin piel y semillas, una nuez de jengibre, 1 cucharada de curry para vegetales, 1 diente de ajo, 1 cucharada de aceite vegetal y sal y azúcar al gusto.

  1. Pon las láminas de calabacín al vapor durante 10 minutos y asa el pimiento rojo.
  2. Mientras, mezcla el curry para vegetales con dos cucharadas de agua y déjalo de lado.
  3. Deja aceite a calentar en una sartén profunda.
  4. Mientras se calienta, mezcla el pimiento asado sin semillas y piel, el diente de ajo, la nuez de jengibre y la cebolla en una batidora.
  5. Echa la mezcla de curry en la sartén que se estaba calentando y sofríe por 1 minuto.
  6. Por fin, añade a la sartén con el curry y el aceite la pasta de pimientos y los calabacines ya vaporeados.
  7. Déjalo al fuego hasta que se reduzca el líquido. La sal y el azúcar van al gusto, procura ir poco a poco y no pasarte. ¡Sirve con pan!

Wok Vegetal

Necesitarás 10 gramos de cacahuetes, 3 cucharadas de azúcar moreno, 200g de fideos chinos, 200 g de champiñones, 100g de brotes de soja, 200g de brócoli, un pimiento amarillo, repollo al gusto, 2 cebollas, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de aceite de oliva y 5 cucharadas de salsa de soja.

Primeramente, machaca los cacahuetes en trocitos. En una sartén, calienta el azúcar y echa por encima los cacahuetes, para caramelizarlos (¡cuidado que no se quemen!). Después, lava el brócoli, el repollo, el pimiento y los champiñones y pela el ajo y la cebolla en daditos. Deshoja el brócoli y el repollo y corta los champiñones en tres láminas y el pimiento en tiras.

A continuación, calienta el aceite de oliva en una sartén (mejor si es un wok) y echa la cebolla y el ajo para que se doren. Una vez se empiecen a dorar, añade todas las demás verduras y legumbres durante 10 minutos. Remueve constantemente, para saltearlas, con el fuego alto si quieres que las verduras se queden un poco crudas al estilo wok. Agrega los fideos previamente cocidos y la salsa de soja. Una vez listo, échale los cacahuetes por encima. Sin duda, un regalo para tu paladar.

Y de postre…

Compra una tableta de chocolate de repostería. Fúndelo al baño maría y, en una sartén al fuego, tuesta los copos de avena. Saca los copos y añade azúcar moreno (20 gramos) para que se funda (¡cuidado! ¡Qué no se queme!), añade de nuevo los copos tostados. Sácalo del fuego y remueve bien. Mezcla el chocolate fundido con los copos de avena en un bol (ojo, podrías añadir o usar frutos secos como cacahuetes, almendras, avellanas…). Separa la masa haciendo montoncitos sobre un papel aceitado o de hornear. Deja endurecer el chocolate y… ¡a devorar!


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Crecí entre ordenadores, casi conectada a cables y a medio camino entre dos países (España y Portugal), lo que ha contribuido a que domine varios idiomas (Español, Portugués, Gallego e Inglés -más allá del famoso nivel medio-). Internet es mi segunda casa (después de la facultad). Amo todo animal mono y defiendo los derechos de todos ellos, sean monos o no. Escribo porque siendo una cría me dio un día por abrir el Word Versión Anticuada y no parar. A día de hoy soy estudiante de último año del grado en Psicología, interesada sobre todo en sus ramas de Básica (lenguaje y aprendizaje) y Social.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer