¿Se puede alcanzar la paz en medio de la guerra?  

Esa es la pregunta de todos los seres humanos que aun no pueden creer en las autoridades de los países que de una u otra forma. Se han dedicado a la corrupción y han perdido la credibilidad en sus líderes, es por eso que hoy el mundo se basa en teorías allegadas a cosas espirituales para así poder tener confianza en algo o en alguien. Es una confusión por la que atravesamos todos los seres humanos, algunos hablan del calentamiento global y dicen que es creado por los Estados Unidos de América, mediante el proyecto Arpo, un proyecto que cuenta con un sistema de radiación de radio frecuencia instalado en Alaska y bombardea la ionosfera ocasionando ese llamado cambio climático. Otros dicen que es por la mala utilización de los recursos naturales.

En fin todos creen tener la razón pero lo único cierto es que la paz cada día se va alejando mas, es por eso que los países tercermundistas realizan viajes al espacio en busca de un nuevo planeta donde ellos puedan ser dueños y señores y destruir lo que nos queda de planeta tierra, como si esa fuera la solución no recordando que en sus mentes y corazones existe el egoísmo y la envidia, lo cual trae guerra y desde luego allá eso será lo que se fomente, ósea que continuaran en guerras.

En Colombia mi país se vive en guerra desde hace mas de 50 años y durante todo periodo presidencial se habla de paz pero es bueno saber que ese gran negocio no se puede acabar por que es el gran caballito de batalla de todo político. Es de anotar que se negocia en guerra pero nunca se encuentra la paz y lo único negociado es como van a seguir compartiendo una torta deliciosa que se comen todos los días. Pues es tan deliciosa que no la dejan acabar, sin embargo vemos como todos los días las guerrillas y grupos armados hacen daño a la población civil sin ninguna restricción, porque desde casa no se ha educado a los niños para que no incurran en esas conductas, y el estado con sus leyes proteccionistas a la infancia lo que hace es que la gente forme un poco de adictos al vicio y ello los hace llegar a la violencia.

De esa forma vemos que es difícil encontrar la paz en medio de la guerra, de esa forma los países formaran sicarios y terroristas. Pues de que sirve una educación gratuita en los colegios si cuando el niño llega a edades de la secundaria ya esta totalmente pervertido, pues no lo ha dejado formar el estado. De esa forma los padres hemos dejado los hijos para que el estado los forme y parece que le queda grande, así es que en ningún país habrá paz mientras no hayan correctivos en los hogares tanto religiosos como políticos y el hombre deje la envidia, el egoísmo, y se llene de amor hacia los demás.

Es de anotar que el 90 % de la población mundial vive negociando la paz en medio de la guerra, pero es casi un imposible pues cada vez que se acogen los grupos armados al margen de la ley, aparecen otros que quedan como reductos de dichos procesos y continúan los gobiernos negociando la paz en medio de la guerra. Pero que tal si los seres humanos entramos en un proceso de formación humanitaria en los hogares entendiéndonos con nuestros hermanos y hermanas, padres e hijos, tíos y sobrinos, en fin con toda la familia y posteriormente irradiar ese amor a los vecinos amigos autoridades, en fin a toda la humanidad. Esa sería la mejor negociación de paz que podemos realizar en medio de la guerra, sin disparar un solo cañón, solo disparando los cañones de amor que fluyen dentro de nosotros a través de la capacitación y formación recibida en los hogares, escuelas, colegios y universidades.

De esa forma los índices de guerra bajarían a un 20% dándole la oportunidad a los gobiernos de invertir áas presupuesto en salud, educación e inversión social, así se acabaría la corrupción que es el flagelo más grande de violencia en el mundo y dejaríamos de ver desplazados en las ciudades, menos mendicidad, desarrollo y crecimiento en todas las fases.

Sigamos siendo optimistas y esperemos en que los dirigentes de los países quienes manejan la batuta hagan un acto de reflexión y se den cuenta que la guerra se debe negociar en casa, en los sitios donde ellos hacen las leyes que de una u otra forma también realizan sus peleas creando violencia hasta en el actuar de las leyes, espero que estas cortas palabras hagan reflexionar la humanidad violenta y encuentren como negociar la paz en medio de la guerra.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

colombiano nacido en bucaramanga barrio santander el 2 de junio de 1962 casado con barbara pabon rojas padre de 4 hijos profesion administrador de empresas

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer