¿Qué hackeos puedo hacer con la Raspberry Pi?

He decidido hablar de algo que seguramente todo el mundo conoce… En los círculos tecnológicos. Pero tranquilos, como diría la guía del autoestopista galáctico: “Don’t panic”. No hay que ser ingeniero para leer este artículo ni es algo al alcance de unos pocos. Esto que os voy a contar puede ser útil para todo el mundo y apasionará a los manitas de la casa.

Hoy vamos a conocer un poco a la Raspberry Pi, así que empecemos por el principio:

¿Qué es este artilugio?

Raspberry Pi es un pequeño ordenador de bajo coste, uno de cuyos objetivos es acercar las ciencias de la computación a las escuelas, pero, claro, ¿qué pasa cuando dejas un caramelito así en manos de gente creativa y con tiempo libre? De todo. La repuesta es, literalmente, de todo.

No solamente sirve para tan noble objetivo educativo, para acercar la tecnología a quienes disponen de menos ingresos y para multitud de cosas útiles, es un gran juguete para los hackers, esos geeks manitas que no dejan de sorprendernos cuando muestran al mundo lo que crean en su tiempo de ocio.

¿Qué se puede hacer con una Raspberry Pi?

Soy consciente de que he dicho que de todo, y así es, pero como todo es un algo demasiado grande, no cabe en un solo artículo. Por ello, he hecho una selección de diversos proyectos que se pueden realizar con este formidable y diminuto ordenador y reciclando cosas que tenemos a mano, porque eso de que la tecnología es cara no va con nosotros. ¡Que estamos en crisis!

Una Game Boy aún mejor que la original: ya se han cumplido veinticinco años desde que apareció esta videoconsola portátil y todos los que la disfrutamos la recordamos con cariño, así que este homenaje es más que merecido. De hecho, no hay solamente un proyecto para convertir una Raspberry Pi en la videoconsola portátil nostálgica de nuestros sueños, sino varios, algunos requieren una impresora 3D, mientras que otros resucitan de entre los muertos a las consolas caídas tras años de indudable diversión.

Un “media center”: utilizando XBMC/Kodi en Raspberry Pi podremos ver todos los contenidos multimedia que deseemos, pero no sólo eso, sino que desde nuestro ordenador o smartphone podremos enviar los vídeos de streaming por internet a nuestro flamante y barato media center para verlo en la televisión. ¿A quién no le ha pasado querer ver un vídeo en un móvil de pantalla pequeña? ¿O encontrar una película interesantísima en el portátil y que sea engorroso pasarla a la tele del salón para verla todos los presentes? Estos problemas ya tienen solución.

Un superordenador: Vale, quizá esto no vayamos a hacerlo en nuestra casa, pero es que no podía faltar aquí este proyecto que entusiasmará también a los muchos amantes de Lego. No, no es broma, unos ingenieros informáticos construyeron un superordenador con sesenta y cuatro Raspberry Pi y ¡piezas de Lego!

Una máquina que digitaliza tus libros de papel: Y de nuevo tenemos a Lego como coprotagonista (parece patrocinador de esta nuestra web, pero no) en este interesante proyecto. Hasta ahora hemos visto incluso inventos nacidos de Google para este cometido que usaban algo tan extraño como una aspiradora, pero este proyecto es mucho más sencillo, ocupa menos espacio y es especialmente útil hoy por hoy, porque, ¿a quién no le ha pasado que se compra un e-reader y tiene que volver a pagar para releer libros que compró en su día impresos? O también ocurre no encontrar en ninguna página web nuestros libros favoritos, esos que queremos siempre a mano pero nos toca cargar con más peso del debido o ir cada vez a la biblioteca..

Una radio pirata: Este es de los que más llamó mi atención. Entre otras cosas me preguntaba quién sigue usando la radio hoy en día, pero por lo visto estas disquisiciones no detienen el empeño de los hackers a la hora de llevar a buen puerto sus ideas.

Un sistema de grabado láser: Sí, lo he dicho bien, grabado y no grabación. Con un par de re-grabadoras de dvd viejas (dos palabras: portátiles rotos; tengo como tres o cuatro regrabadoras muertas de risa), una Raspberry Pi y menos de diez dólares en piezas que se pueden comprar en eBay (aquel lugar donde puedes comprarte hasta una tostada con la cara de Jesús… o hacértela tú mismo y vendérsela por un dineral a cualquier chiflado), puedes hacer tú mismo tus grabados en casa en madera, plástico e incluso carcasas de smartphone. La única pega es que al ser hecho con regrabadoras de dvd el área que podemos grabar es pequeña, pero eso no arruina la diversión y hay multitud de cosas que se pueden hacer. Sorprendentemente aquí no hay piezas de Lego implicadas.

Y aún podríamos continuar indefinidamente: proyectores para tu bici que marcan la velocidad a la que te desplazas, un microondas que calienta la comida en función del código de barras o incluso las órdenes por voz, convertir tu casa en una vivienda domótica por poco dinero, un smartphone hecho en casa… Las posibilidades son infinitas.

Y tú, ¿qué hackearías con una Raspberry Pi? Anímate a dejarnos un comentario con la respuesta.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Crecí entre ordenadores, casi conectada a cables y a medio camino entre dos países (España y Portugal), lo que ha contribuido a que domine varios idiomas (Español, Portugués, Gallego e Inglés -más allá del famoso nivel medio-). Internet es mi segunda casa (después de la facultad). Amo todo animal mono y defiendo los derechos de todos ellos, sean monos o no. Escribo porque siendo una cría me dio un día por abrir el Word Versión Anticuada y no parar. A día de hoy soy estudiante de último año del grado en Psicología, interesada sobre todo en sus ramas de Básica (lenguaje y aprendizaje) y Social.

¿Te gusta escribir? ¿O quieres mandar visitas a tu página web? Date de alta y escribe tus propios artículos aquí, incluyendo tu perfil de escritor o de negocio.

Dejar respuesta:

Site Footer